Saltar al contenido.

24 octubre, 2011

SuperPipo y el error del luchador tenaz.

por @EfeZetaSeis

Amanece un nuevo día, lluvioso y oscuro, y la sensación que ayer me recorría el cuerpo sigue estando ahí. Ahora, tras el paso de las horas, y la lectura de determinados comentarios, esa sensación de vacío, se mezcla con la rabia y la indignación. En estas 24 horas transcurridas desde el fatal accidente de Marco, he tenido que leer comentarios de todo tipo. Gente que no ha visto una carrera en toda su vida, y que sabe de motos por lo que lee en la prensa deportiva los Lunes posteriores a un Gran Premio, se atreve a opinar sobre SuperPipo.

Se ha hablado mucho, en estas 24h, del riesgo de correr en moto en el Campeonato del Mundo, de que los pilotos saben a lo que se arriesgan, y un largo etcétera de obviedades. Lo cierto, es que correr en moto, a más de 300km/h en una máquina de 140kg es peligroso, pero las medidas de seguridad que rodean a un Gran Premio son excepcionales. Podría llegar a asegurar, que rodar a 120km/h por la A-6 es casi tan peligroso como rodar en un circuito. Pero al accidente de ayer de Marco, hay que añadirle, una gran dosis de MALA SUERTE.

Todos los que circulamos en moto, sabemos que en una caída, hay que soltar la moto, y Marco también lo sabía. Pero le salió el instinto de luchador, como le salió a Marc Marquez la temporada pasada, y no soltó la moto. La imagen de Marc, aferrado a su moto, en la vuelta de calentamiento del Gran Premio de Estoril, que casi le cuesta romperse las muñecas, cuando la moto giró sobre si misma, es la del luchador, que no da nada por perdido. Marco, ayer, protagonizó la misma escena, pero con final tremendamente diferente. Se aferró a su moto, quiso controlar lo incontrolable y se equivocó.

También vienen a mi memoria, las imágenes de Randy Mamola, cuando no soltó la moto y consiguió a trompicones, y tras arrastrar las piernas de un lado a otro, subir de nuevo a su montura. Los que sigáis las motos desde hace años, habréis visto esas imágenes mil y una veces.

A estas alturas del post, me surge una gran duda, ¿Que es genialidad? y ¿Que es imprudencia?. Recuerdo el final de carrera en Montmeló, entre Rossi y Lorenzo, esa última vuelta de infarto, con varios adelantamientos y pasadas, y esa última curva, en la que Rossi pegó el hachazo del siglo a Lorenzo (con permiso de la pasada a Stoner en Laguna Seca). Nadie había adelantado nunca en esa curva, hueco había el justo, pero Rossi se lanzó y le salió bien. ¿Genialidad? ¿Imprudencia? ¿Hambre de Victoria? ¿Locura? Cada uno que piense lo que quiera, pero eso son las carreras.

Volviendo a la MALA SUERTE, recuerdo el accidente de Carmelo Morales con Kenny Noyes, es la recta de meta, también de Montmeló, cuando a casi 250km/h, su rueda delantera tocó la trasera de Kenny. El accidente fue BRUTAL, tras el golpe inicial, tuvo la mala suerte de que la moto le cayera en medio de la espalda, pero la BUENA SUERTE hizo que no tuviese ninguna lesión de gravedad. Por otro lado, está el accidente de Shoya Tomizawa, una caída tonta, que no debía tener mas consecuencias que un larga arrastrada por la gravilla, pero que el destino, decidió torcer. Shoya, en lugar de salir despedido hacia la gravilla, tuvo la MALA SUERTE de quedarse en medio de la pista, con las fatales consecuencias que todos conocemos.

Por desgracia para todos los que adoramos este deporte, Marco Simoncelli decidió aferrarse a su montura y seguir luchando, en el lugar y momento equivocado. Quiero aprovechar para enviar un abrazo fuerte a su familia y a todo su equipo.

58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: